Navigation

Buscar en este sitio

 

El consumo de alcohol entre los estudiantes: cómo pueden ayudar los padres a prevenirlo

Las decisiones que toman los estudiantes sobre su uso de sustancias controladas pueden tener un impacto fuerte en su vida. En UVA los programas de prevención del abuso se basan en el conocimiento de que los programas más efectivos son los que están basados en la ciencia, que son comprensivos en su enfoque y que se coordinan a través de toda la Universidad. La cultura de auto-gobierno que rige la vida estudiantil asegura que los estudiantes se implican y se potencian personalmente en las decisiones que se toman.

UVA trabaja con múltiples estrategias para prevenir el abuso del alcohol y otras drogas; éstas incluyen la aplicación de leyes del estado de Virginia y de las normativas de la Universidad. En cada uno de los los programas se les recuerda a los estudiantes que si tienen menos de 21 años y consumen alcohol, infringen la ley, lo que puede tener consecuencias legales. Pero este mensaje en sí no basta. Los datos que manejamos muestran que casi la mitad de los estudiantes de UVA (el 47%) dicen que han consumido alcohol con la intención de emborracharse por lo menos una vez antes de inscribirse en UVA en su primer año de universidad.

Además, UVA facilita programas educativas apropiadas para el nivel de desarrollo de los estudiantes, como también formas de intervención para los que experimentan consecuencias negativas relacionadas con el uso de alcohol u otras sustancias. Otra parte importante de esta estrategia es el fomento de la cooperación entre los padres, el profesorado y la comunidad.  

Nuestro trabajo en conjunto está surgiendo efecto. Los estudiantes de UVA hoy día están menos dispuestos a consumir alcohol en exceso; es más probable que empleen estrategias de protección para reducir riesgos; y por eso es menos probable que experimenten las consecuencias negativas del consumo del alcohol en comparación con los estudiantes de años anteriores.

BASICS 

Este programa individualizado y con su base en las pruebas permite saber la reacción y efecto de su aplicación através de conversaciones libres de prejuicio. El objectivo es que los estudiantes identifiquen maneras de minimizar el riesgo de sufrir consecuencias negativas asociadas al uso del alcohol o de otras drogas en el futuro.

       "Agradezco la respuesta honesta y la oportunidad de hablar con otra persona sobre cómo realizar cambios
               constructivos en el futuro."  
        -cita de un participante en el programa BASICS

HOOS EN RECUPERACION (HOOS in Recovery; HiR según sus siglas en inglés)

Dirigida a los estudiantes de UVA, al profesorado, personal y a antiguos alumnos de UVA que están en fase de recuperación de o pensando en dejar el consumo de alcohol o de otras drogas, HiR es una comunidad confidencial de apoyo. Participantes en el grupo se reunen una vez por semana y organizan de vez en cuando eventos sociales. 

Sugerencias para los padres

A continuación ofrecemos algunas sugerencias sobre cómo los padres pueden ayudar a sus estudiantes a tomar decisiones saludables:

  • Inicien conversaciones con su hijo/a sobre el consumo de alcohol y díganle lo que esperan de él/ella. Lo más probable es que les vaya a tocar a ustedes iniciar la conversación, ya que los estudiantes no suelen sacar a colación temas que pueden parecerles delicados. Y recuerden: Las expectativas de los padres sí influyen, tanto de manera positiva como negativa. Las conversaciones de esta naturaleza que toman lugar antes de que su estudiante se instale en el campus (Move-In Day) suelen tener mayor impacto. Las primeras semanas en la universidad pueden establecer el tono para toda la experiencia universitaria de un estudiante, y por eso se recomienda tener una (o más) conversaciones de seguimiento del tema.
  • No olviden que la mayoría de los padres tienen esta conversación con sus hijos. Un estudio nacional indicó que tres cuartas partes de los padres habían hablado con sus hijos sobre sus expectativas sobre su consumo de alcohol durante los últimos tres meses.
  • No exageren. Aténganse a los hechos y sean francos sobre sus creencias y preocupaciones respecto a lo que sus hijos van a tener que enfrentar. El 90 por ciento de los estudiantes afirman que estas conversaciones son más efectivas cuando los temas de salud y seguridad están en un primer plano, en lugar de las consecuencias legales.
  • Es importante que ustedes sepan que los estudiantes de UVA beben mucho menos de lo que se puede pensar. Un estudio realizado en 2017 por la Universidad reveló que en un viernes noche típica, la mayoría de los estudiantes o no beben (el 42%) o consumen no más de tres bebidas alcohólicas (65%). Por desgracia muchos estudiantes (y algunos padres) aún creen que todos sus compañeros de UVA beben en exceso. Este malentendido exagera lo que es “normal” y puede inducirles a consumir más de lo que consumirían si supieran la verdad. Cuando proporcionamos a los estudiantes una información fidedigna y correcta sobre sus compañeros, lo que estamos haciendo al mismo tiempo es promocionar un aumento en el comportamiento saludable. 
  • Trata los trastornos del uso del alcohol y otras drogas como cualquier otro problema de salud. Para aquellos en cuyas familias existe una historia de abuso del alcohol o de otras drogas es cuatro veces más probable que se desarrolle un problema. Los estudiantes tienen que ser conscientes del riesgo genético en potencia para que puedan tomar desiciones informadas sobre el uso del alcohol. Si Ud. conoce los comportamientos que señalen que puede haber un problema y los abarca con empatía, ayudará a su estudiante a encontrar la ayuda que necesita. 

Para más información sobre programas de prevención del abuso de sustancias y drogas y sobre programas de apoyo para estudiantes en recuperación después de superar un trastorno derivado del uso del ahcohol u otras drogas, contacten la Oficina de Promoción de la Salud.