Navigation

Buscar en este sitio

 

Vivir fuera del campus

Hay apartamentos y habitaciones para alquilar disponibles para todos los gustos y presupuestos en Charlottesville. Muchos apartamentos están tan cerca del campus que se puede llegar caminando, o están próximos a una parada de autobús del Sistema de Transporte de la Universidad o a una parada de alguna de las líneas de autobuses municipales.

Muchos estudiantes eligen vivir en un apartamento para dos, tres o cuatro personas en una habitación individual, por la que paga cada uno un promedio de alquiler de entre $623 y $1,061 por mes. Los contratos de alquiler son por lo general de 12 meses y empiezan en junio o agosto.

Frecuentemente los estudiantes que consideran vivir fuera del campus pueden sentirse presionados muy pronto por firmar un contrato de alquiler para una casa o apartamento antes de que el proceso de selección de residencias del campus haya comenzado, a principios del otoño. Los estudiantes no deberían sentirse presionados, pues en realidad es posible encontrar una casa o apartamento ubicado fuera del campus aún en el mes de mayo. Los estudiantes de primer año no deberían tomar decisiones apresuradas; antes bien, se les aconseja tener paciencia para poder acostumbrarse a la vida universitaria y a vivir con otros estudiantes, a hacer amigos y, también, para conocer mejor la oferta, incluyendo las residencias en el campus.

Con el propósito de ayudar a los estudiantes a tomar decisiones informadas y a entender los procedimientos de buscar una casa y de firmar un contrato fuera del campus, la Universidad y el Consejo de Estudiantes han desarrollado recursos de apoyo relevantes a al vivir fuera del campus. La Oficina de Alojamiento & Vida Residencial trabaja para proporcionar recursos que ayudan a los estudiantes a procesar bien toda la información en el momento de decidir si van a vivir fuera del campus o no. La oficina también organiza programas y produce materiales diseñados para ayudar a los estudiantes a elegir dónde van a vivir, a entender el contracto de alquiler, a crear un entorno seguro, organizar un presupuesto, entre otras cosas.  

El programa de Servicios Legales para Estudiantes, financiado por el Consejo Estudiantil, les brinda a los estudiantes la posibilidad de recibir asesoramiento en el momento de repasar un contrato de alquiler y con otros asuntos legales entre un arrendador y un arrendatario. Para más información, ver Servicios Legales para Estudiantes.

El Inspector de Propiedades — un recurso para los estudiantes que viven fuera del campus.

A fin de garantizar la seguridad de los estudiantes que viven fuera del campus, la Universidad ha contratado desde el año 2005 los servicios de un inspector de mantenimiento de propiedades. Este inspector, que trabaja a tiempo completo, se encarga de asegurar que las propiedades situadas fuera del campus cumplan con los criterios y códigos de seguridad. También inspecciona cada año, junto con el jefe de bomberos, las casas de las fraternidades y sororidades en Charlottesville.

El inspector de propiedades puede revisar una casa para cerciorar que cumpla con todos los criterios sanitarios y que esté libre de riesgos de incendio, etc. Se aconseja a los estudiantes que viven fuera del campus que llamen primero al propietario de su casa o a la agencia inmobiliaria si tienen alguna pregunta o duda sobre la condición de la vivienda. Si después de contactar a estas personas el problema todavía no se resuelve, los estudiantes deben llamar al inspector de propiedades de la ciudad de Charlottesville, cuyo número es: 434.970.3184.

Es importante notar que según la ley, el inspector solo puede responder a solcitudes hechas por el inquilino — el estudiante, por ejemplo — y no por los padres.

Hay más información sobre el Código de Ordenanzas de Charlottesville (fomenta la limpieza y la seguridad de los barrios de la ciudad) en la página Ciudad de Charlottesville.

Para más información
Oficina de Residencias de Estudiantes
434.924.3736

Viviendo fuera del campus: Factores a tener en cuenta

Se aconseja a los estudiantes que quieren vivir fuera del campus que tomen en consideración los siguientes factores antes de firmar un contrato de alquiler:

  • Averigüen qué servicios están incluidos en el alquiler. Esto les permitirá hacer un presupuesto realista.
  • Pregunten si los gastos de luz, agua, gas, televisión o de conexión o mensualidad del Internet están incluidos. Algunas inmobiliarias incluyen estos servicios en el alquiler. Estén seguros de que saben qué servicios están incluidos antes de firmar el contrato.
  • Infórmense sobre la existencia de parking en y cerca de la vivienda que alquilan. (¿Hay una tarifa mensual? ¿Hay que tener permiso oficial de la ciudad de Charlottesville, o es parking público?) En varias zonas de Charlottesville es obligatorio tener un permiso, inclusive para aparcar en la calle.
  • Siempre que sea posible, se aconseja a los padres acompañar a sus estudiantes para revisar la propiedad y conocer al propietario/agente inmobiliario antes de firmar el contrato. Normalmente los inquilinos y el propietario juntos comprueban que todos los aparatos, electrodomésticos, detectores de humo, etc. funcionen antes de firmar el contrato. Los estudiantes también tienen la opción de pedir que alguien de Servicios Legales para Estudiantes revise su contrato antes de firmar.
  • Repasen todas las políticas y prácticas de seguridad con el propietario/inmobiliaria y no se olviden de preguntar a quién le correspondería pagar en el caso de tener que cambiar algo o de daño a la propiedad. Toda esta información debería estar detallada por escrito en el contrato. Algunas políticas están determinadas por el Código de Edificación mientras otras son facultativas del propietario/inmobiliaria.
  • Se recomienda fuertemente que los estudiantes que alquilan una vivienda fuera del campus paguen un seguro de inquilino (renters' insurance), a no ser que sus pertenencias estén incluidas en el seguro de casa de los padres.
  • ¡Piensen siempre en su seguridad!