Navigation

Buscar en este sitio

 

Carta desde el Comité de Honor y el Comité Judicial Universitaria

Ory Streeter, Presidente, Comité de Honor y 
Kevin Warshaw, Presidente, Comité Judicial Universitaria 

Estimadas familias:

En nombre del Comité de Honor y del Comité Judicial Universitaria de UVA, nos complace darles a ustedes y a sus seres queridos la bienvenida a la Universidad de Virginia. Este es un sitio verdaderamente excepcional donde educarse. En UVA, la educación no sols está presente en las aulas, sino que va mucho más allá. Su estudiante, al firmar su solicitud de admisión, ya se ha incorporado a lo que conocemos como nuestra Comunidad de Confianza Mutua - una comunidad que tiene el apoyo de y su base, en parte, en el Comité de Honor y el Comité Judicial Universitaria.

Cada miembro de esta comunidad se ha comprometido a vivir una vida de integridad y, específicamente, a no mentir, hacer trampa o robar. Se da por sentado que cada estudiante de UVA es honrado, y en consecuencia, aceptamos por fiables tanto su palabra como su trabajo. Los estudiantes gestionan la Comunidad jurando explícitamente su integridad y también administrando el Sistema de Honor. La constitución del Comité de Honor está bajo el control exclusivo de los estudiantes que ratifican y contínuamente renuevan los altos estándares del sistema. La esencia de estos estatutos no ha cambiado en más de 170 años: Si los compañeros de un estudiante lo hallan culpable de haber cometido una ofensa contra los estándares del Honor, el castigo es su expulsión permanente de la Universidad. Ciertamente no es fácil vivir acatando siempre estas reglas, pero es precisamente el hacer lo que es difícil lo que generación tras generación de estudiantes les descubre el significado de lo que es vivir con honradez y honor. 

El respeto y la integridad son los principios fundamentales que sirven como cimiento para la Comunidad de Confianza Mutua, y también contribuyen a garantizar la seguridad de los estudiantes. En este sentido, al entrar en esta Universidad, los estudiantes asumen varias responsabilidades: la de respetar el bienestar físico de todos los individuos de la comunidad universitaria; la de asegurar que las propiedades que pertenecen a la Universidad o a los miembros de esta comunidad estén protegidas del  uso inapropiado y de daños; y la de mantener un ambiente propicio para la educación y la erudición. Desde su inicio en 1955, el Comité Judicial Universitario se ha encargado de garantizar la vigencia de estos principios investigando y juzgando supuestas violaciones de los Estándares de Conducta de la Universidad. Son esudiantes quienes llevan a cabo estos procesos judiciales, que pueden concluir con una amplia gama de posibles sanciones pensadas para cumplir con la misión educativa del Comité Judicial Universitaria. 

No sorprende que muchos ex-alumnos creen que el Sistema de Honor es el mejor legado que han logrado transmitir a los estudiantes de hoy en día. Como estudiante de primer año, su hijo/a es uno de los nuevos custodios de esta tradición orgullosa y duradera. En el espíritu de la celebración en curso del bicentenario de la Universidad, les damos la bienvenida a Ud. y a su estudiante a esta comunidad, y les invitamos a contribuir a la definición de su trayectoria durante el siguiente siglo. 

 

¡Bienvenidos a la Universidad!